lunes, 17 de febrero de 2014

"¿Podría Logrosán convertirse, de nuevo, en un pueblo minero?".

Noticia aparecida en el informativo Logrosán al Día (http://logrosan.wordpress.com/2014/02/15/podria-logrosan-convertirse-de-nuevo-en-un-pueblo-minero/):


A tenor de las informaciones que LAD va sumando y contándoles sobre el tema en los últimos tiempos, la pregunta bien podría acabar teniendo un respuesta afirmativa.
Equipo de geólogos rusos visitando la mina Costanaza. (FOTO: facebook “Minas de Logrosán”).

Según declaraciones de uno de los técnicos de la empresa británica en exclusiva para LAD, los resultados obtenidos han despertando el interés de una empresa rusa del sector que ha enviado algunos de sus representantes a Logrosán para comprobar in situ las posibilidades de explotación de este importante mineral. Mineral Exploration Network, la empresa británica afincada en Finlandia que, meses atrás ha realizado estudios de exploración minera en la zona, ha vuelto con resultados muy positivos para acometer la siguiente fase centrada, sobre todo, en el mineral de wolframio encontrado en estos estudios preliminares.

"Este metal es fundamental para entender las sociedades modernas. Sin él no se podrían producir de una forma económica todas las máquinas que nos rodean y las cosas que se pueden producir con ellas".

Científicamente el hallazgo de un elemento químico en cantidad mayor de lo que suele ser habitual en la corteza terrestre se denomina “anomalía geoquímica”. Los especialistas han hallado una “anomalía geoquímica” en el suelo, además en el mismo lugar existe una anomalía geofísica, por lo que estos estudios corroboran que en el subsuelo hay algo diferente al resto. El siguiente paso es estudiar las causas y el alcance de la misma mediante estudios más profundos y exhaustivos para determinar si puede llegar a ser rentable su explotación. Esta fase es la que ha despertado el interés de los técnicos rusos que ya han visitado Logrosán en colaboración con Mineral Exploration Network.

En los años cuarenta, durante el conflicto de la II guerra mundial, el wolframio era un material estratégico. Loa alemanes lo utilizaban para aleación de metales que luego usaban para blindar sus vehículos de guerra. La España de Franco, afín al nazismo de Hitler, no escapó a esta carrera por conseguir el preciado mineral, muy asociado a los suelos ricos en granito. Logrosán fue un lugar conocido por los nazis que buscaban el mineral en nuestro país, y así lo corroboran numerosos testimonios de abuelos y personas mayores que vivieron los hechos.

"El wolframio o volframio, también llamado tungsteno, es un elemento químico de número atómico 74 que se encuentra en el grupo 6 de la tabla periódica de los elementos. Su símbolo es W.

Es un metal escaso en la corteza terrestre, se encuentra en forma de óxido y de sales en ciertos minerales. Es de color gris acerado, muy duro y denso, tiene el punto de fusión más elevado de todos los metales y el punto de ebullición más alto de todos los elementos conocidos. Se usa en los filamentos de las lámparas incandescentes, en electrodos no consumibles de soldaduras, en resistencias eléctricas, y aleado con el acero, en la fabricación de aceros especiales.

Su variedad de carburo de wolframio sinterizado se emplea para fabricar herramientas de corte. Esta variedad absorbe más del 60% de la demanda mundial de wolframio. El wolframio es un material estratégico y ha estado en la lista de productos más codiciados desde la Segunda Guerra Mundial.

Este metal es fundamental para entender las sociedades modernas. Sin él no se podrían producir de una forma económica todas las máquinas que nos rodean y las cosas que se pueden producir con ellas".

En principio, a expensas de obtener información más detallada, cualquier trabajo de investigación debería preservar en cualquier caso los valores geológico-turísticos del Geoparque. Por ahora, se trata de una exploración, que podrá dar lugar a una investigación algo más importante y, finalmente, a una explotación.
¡Tiempo al tiempo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada